Uncategorized

El barón rampante. Italo Calvino. 1957. Ed. Siruela. Reseña por María González.


italo calvino.jpgEl barón rampante es una de las obras más renombradas del escritor italiano Italo Calvino. Publicada por primera vez en 1957, es la segunda novela de una trilogía compuesta además por “El vinzconde demediado” y “El caballero inexistente”.

Es la historia de dos hermanos pertenecientes a una familia en decadencia que intenta llevar el nivel de vida de la clase alta. La historia comienza cuando Cósimo, tras una fuerte discusión con su padre, decide subirse a los árboles y nunca más volver a pisar el suelo. Cósimo construye su propia vivienda en la copa de los árboles. En el transcurso de la historia, el protagonista se enamora de una niña llamada Viola, que conoce ya que ésta tenía un columpio colgado de uno de los árboles por los que Cósimo andaba.

Cósimo hizo amistades según las necesidades que tenía. En el transcurso final de la historia, la niña de la cual estaba enamorado vuelve, pero la relación que mantienen estaba llena de celos y engaños, lo cual hace que Cósimo, habiendo vivido toda su vida en soledad, se sintiese por primera vez solo. Su salud empeora conforme va haciéndose mayor, hasta que finalmente baja de los árboles para morir.

Cósimo, el barón rampante,protagonista del libro, se separó, se elevó voluntariamente de la realidad, viviendo su vida desde los árboles, permanentemente confundido con la realidad que le rodeaba. “Si construyes un muro, piensa en lo que queda fuera”, una de las frases pronunciadas por nuestro protagonista de la que muchos arquitecto del movimiento moderno podrían haberse apropiado.Entre otros Bruno Taut, ya que siempre proyectó y construyó pensando en lo exterior al muro.

20. TAUT. Pabellon de cristal Expo Werkbund.jpg

Este hecho puede observarse en el uso del cristal o del color de los vidrios, para que la arquitectura diese forma al entorno, el paisaje o simplemente coloreando el mundo, dándole a lo privado una dimensión pública. El color de la arquitectura es algo fundamental para su arquitectura. El uso del color era una forma de reivindicar con la arquitectura de la época, de romper con el gris que se imponía sobre la edificación del momento.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “El barón rampante. Italo Calvino. 1957. Ed. Siruela. Reseña por María González.

  1. Resulta contradictoria con la reseña que hace otra persona del grupo… deberías ver en qué. En mi memoria, el personaje de Viola queda diluido, por lo que no creo que tenga tanta importancia; son otros aspectos de la historia los que perduran, tienen que ver más con la arquitectura. El salto al comentario sobre la arquitectura de Bruno Taut, parece poco justificado.

    Publicado por Rosa Añón | Martes, 24 mayo, 2016, 11:16

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: