P3G03 CURSO 12-13

Casa Tugendhat


CASA   TUGENDHAT

  • AUTOR: MIES VAN DER ROHE
  • AÑO: 1928-1930
  • UBICACIÓN: BRNO, REPÚBLICA CHECA

Imagen

1.RELACIÓN CON EL CONTORNO FÍSICO INMEDIATO

La mansión Tugendhat se encuentra construida sobre un largo terreno en cuesta artificialmente apaisajado alejado de los suburbios. El lado que da a la calle resulta muy aislado mientras que por el otro lado la mansión ofrece todo su potencial dejando al descubierto desde el interior de la mansión unas vistas inigualables del casco antiguo de Brno.

Imagen

Imagen

La idea que persiguió a Mies para este proyecto, al igual que en muchos otros fue la relación visual entre espacio interior y exterior. La zona principal de la mansión es una estancia plurifuncional, desde la cual, y gracias a unas cristaleras de suelo a techo, nos da la sensación de que el espacio se abre, creando la conexión entre interior-exterior, y revelando a nuestros ojos un Sauce llorón ubicado en el jardín de la mansión, el cual fue un elemento primordial a la hora de proyectar la ubicación del proyecto en dicho terreno de pendiente, ya que Mies buscó que desde el salón-comedor tuviéramos un juego con las ramas de dicho árbol, dándonos así la impresión de estar en una terraza que cuelga de sus ramas.

ImagenImagenImagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

La sensación que provoca Mies en este proyecto de confundir espacio interior con paisaje se verá reforzada con la ayuda de dos ventanas que mediante un dispositivo tecnológico se esconden por completo en el suelo dejando libre esa conexión.

 ImagenImagen

Imagen

2.SISTEMAS DE ORGANIZACIÓN FUNCIONAL

La mansión Tugendhat presenta una organización funcional para 12 personas: la unidad familiar compuesta de 6 (padres y 4 hijos) y el servicio compuesto de otras 6 personas (chofer y esposa, niñera, cocinera y 2 doncellas).

La casa de tipo unifamiliar se organiza en 3 niveles diferenciados debido a su situación en pendiente (aunque inicialmente ese no fuera el deseo de los Tugendhat los cuales querían todo en una sola planta)

El primer nivel, es el que da a la calle principal y se encuentra la entrada principal de la casa. Es destinado a los dormitorios de la familia y la vivienda del chófer y su esposa.

En esta planta se compone de volúmenes independientes articulados por el plano de la cubierta.

El volumen más al sur es el destinado al dormitorio de los padres compuesto de 2 habitaciones (una para cada uno) un baño y un vestíbulo que es compartido por ambos por el que se accede a través del hall de la casa.

El otro volumen detrás de este, es el destinado a los dormitorios de los hijos y al de la niñera, encontrándose 3 habitaciones: una individual y una doble que corresponde a los hijos, y otra individual con lavabo propio que corresponde a la niñera, esta habitación será ocupada como habitación de invitados cuando se precise y también más tarde será parte de otro de sus hijos.

Comparten cuarto de baño completo, tocador y distribuidor al que se accede desde el hall general y quedando alineado con la escalera.

Ambos módulos son independientes pero paralelos entre sí. Por orden de la madre se dispone otro vestíbulo que conecta directamente con el modulo de las habitaciones de sus hijos, definiendo una terraza de juegos que queda privada al  verse protegida por ambos volúmenes, resolviendo así la intimidad de las habitaciones ya que ninguna ventana ni puerta de dichos espacios dan directamente a la calle.

El otro volumen situado más al oeste, es el destinado al chofer el cual funciona independientemente con los otros teniendo un vestíbulo que distribuye, el baño, sala de estar y dormitorio.

Una nota a destacar es que Mies oculta todos los pilares en las habitaciones de esta planta puesto que la madre así lo exigió, ya que podían ser un peligro para los hijos, estando Mies de acuerdo con ella.

El nivel inferior al primero corresponde con el espacio vital de la casa, ya que Mies pensaba que ese nivel era perfecto para la paz y tranquilidad que se requería en dicha zona, por eso aunque lo más lógico hubiese sido ponerlo arriba para garantizar la intimidad de los dormitorios decide resolver dicho problema y reservar este espacio para albergar los espacios vitales de la casa.

 

En este nivel y bajando las escaleras nos encontramos con la el espacio vital de la casa dividido en 4 espacios, la recepción, el comedor (caracterizado por su curva), la sala de estar (caracterizado por su pared de ónix) y la biblioteca, que se ubica en la parte más íntima del este nivel. Para separar estos ambientes Mies se ayudara del cortinaje, el cual tendrá un color y textura diferente según el espacio donde se encuentre. Las cortinas no solo separaran el exterior del interior tapando las cristaleras, sino que también la casa dispone de raíles por el cual las cortinas se deslizan haciendo que las estancias se separen por completo.

En la zona oeste de este nivel encontramos la parte del servicio, al igual que pasaba en el anterior nivel.

En dicha zona nos encontramos un office, con cocina y lavadero, espacios de almacenaje para la vajilla y la despensa, una sala de estar y un vestíbulo (por el que también se accede por la parte oeste del servicio) que da paso a dos habitaciones, una simple y otra doble con baño y tocador.

En la parte del office nos encontramos una escalera de caracol que da paso al semisótano en el cual encontramos, otro lavadero, el cuarto de la plancha, un cuarto de secado, un cuarto antipolillas, un cuarto oscuro para el relevado de fotografías, un cuarto de instalaciones y maquinarias y otro cuarto para el almacenaje de frutas el cual posee ventilación natural.

Mies diseñó dicha casa teniendo en cuenta el transito tanto del servicio como el de la familia, haciendo una casa con dos lecturas y haciendo que el servicio no tenga por que cruzarse con la familia, exceptuando a la niñera la cual debería estar lo más cerca a los hijos, haciendo de esta casa un ejemplo de arquitectura donde la independencia y de los espacios es tan importante como la flexibilidad.

3. MATERIALES Y ENVOLVENTE

En la casa Tugendhat se descubre a un Mies amante de los buenos materiales, siempre se mostró así pero con esta obra se reitera en ese dominio de los materiales tradicionales como el mármol o la madera, pero además, se aventura y se muestra seguro de lo que hace, atreviéndose con el uso de materiales más novedosos como el cristal o el acero…los cuales los utiliza de una forma sublime.

En los muros exteriores se busca una “piel” que identifique la casa, para ello se emplea estuco blanco, liso, sin textura ni decoración acentuando así este efecto de una forma neutra.

La carpintería exterior es de acero y podemos ver como Mies la desarrolla de forma diferente según qué planta: en la planta de las habitaciones, la carpintería nos evoca a obras anteriores como lo son las casas Esters y Carge, pero en la planta del salón/espacio vital se ayuda del desarrollo tecnológico y consigue que dicha carpinterías superen la estandarización de la industria.

casa exter cristal trans

Sin lugar a dudas y una vez descrito los factores primordiales que modifican el exterior de la casa, cabe destacar en el caso que nos compete en este punto un espacio interior por encima del resto… estamos hablando del salón, espacio en el cual se emplean múltiples materiales y llenándolo de riqueza espacial.

panoramica

Desde el principio, ya en el proyecto inicial, la pared del salón se decidió que fuese de ónice, lo cual aumento muchísimo el presupuesto del proyecto debido al alto precio de este material (para hacernos una idea solamente esta pared vendría a valor lo mismo que una vivienda unifamiliar en aquel entonces). Aunque el dueño de la casa quiso cambiar el material para abaratar costes (aún siendo este una persona con poder económico para permitírselo) pero Mies supo convencerlo para que su idea permaneciera sobre él:

“Cuando salió la cuestión de la pared de ónice, el cliente me preguntó personalmente si esta pared que era la más cara de todas, podría ser sustituida por algo más barato. Yo repliqué, “mire Her Tugendhat, mucha gente rica tiene hoy ceniceros de ónice, pero nadie tiene una pared de ónice.” Después de esto, la pared fue construida. Encontré un bloque de tres metros de alto en las montañas Atlas; el color era del cabello de una joven, amarillo miel con vetas blancas, al momento predeterminó la altura de las habitaciones para nosotros”.

Wolf Tegethoff. Op. Cit. Pág. 45

Dicha altura concretamente fue de 3’17m y la calidad de la piedra, su transparencia y reflejos rojizos, sorprendieron incluso hasta al propio Mies, y aún hoy a todos su visitantes.

onice

Por otro lado, en el salón también nos encontramos con la pared curva del comedor que era de madera de ébano de Makausar debido a sus diferentes tonalidades y contrastes. Se busca una sola pieza, lo cual hace desplazarse hasta París, donde al fin encuentra una pieza de las dimensiones deseadas que transmita esa continuidad espacial.

madera

Para el suelo de dicho espacio, Mies elige un material neutro y uniforme, por esto se decanta por el linóleo blanco, el cual fue dispuesto cuidadosamente tras un replanteo previo para hacerlo coincidir con la modulación de la estructura. Es importante destacar la elección del color de este suelo, el cual fue blanco, con lo que se pretende una sensación de paralelismo con el techo el cual tiene este mismo color.

cortinas salon

Por otro lado la estructura de las columnas queda determinada por cuatro perfiles en L, los cuales se disponen en forma de cruz, y los cuales están forrados por cuatro vainas en forma de U. Las columnas exteriores reciben un baño de bronce, mientras que las del exterior reciben un baño de cromo brillante, dando así un efecto de desmaterialización de estas… (Únicamente las columnas que quedan sin forrar son las columnas que se encuentran en el área de servicio, las cuales son pintadas de blanco)

perfiles    perfil

Para finalizar dicho punto, no podemos olvidar el importante uso de vidrios opalinos y transparentes con los que Mies juega creando diferentes espacios, al igual que las cortinas de seda de Shantung en color gris, planta y negra, u otras de terciopelo negro y blanco que separan los espacios de alguna forma a través de unos rieles que están situada estratégicamente para ello. Esto unido a lo anteriormente descrito ofrecen un ambiente que se complementa con el diseño del mobiliario y las alfombras, que son aspectos que no debemos olvidar y que Mies (con bastante ayuda de Lili Reich) pensó y escogió detenidamente.

cristales  suelo

cortinas    alfombra piano    alfombra 2

(Como dato curioso, en la elección de las alfombras también tendría la familia Tugendhat, ya que dicha familia se dedicaba a la industria textil, siendo estas de lana y tejidas a mano, de un color más claro la más próxima a los ventanales y de color marrón claro la que se sitúa tras el muro curvo del comedor, junto al piano)


 

BIBLIOGRAFÍA

  • Articulo “Villa Tugendhat de Brno, el mirador de la vida” por Mercedes Pelaez publicado el 15/10/12 en http://www.descubrirelarte.es/
  • Mies Van der Rohe”  por Jean-Louis Cohen. Pág. 72-82
  • Fuentes de bocetos y fotografías de el catalogo Tugendhat de http://www.moma.org/
  • Google Imágenes
  • Tesis doctoral de la Universidad Politecnica de Valencia; “De la esencia de la arquitectura a lo esencial del espacio
Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Casa Tugendhat

  1. En clase comentaremos como ha quedado… y como se debería ordenar y procesar la información en función de lo que haya que reflexionar y comunicar.

    Publicado por Rosa Añón | Martes, 6 noviembre, 2012, 23:41

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: